Conoce las alternativas a las tarjetas de crédito

10 September 2020

Alternativa tarjeta de crédito.

Cada vez son más las alternativas a las tarjetas de crédito tradicionales como método de pago. Al dinero en efectivo aún le queda un largo camino antes de desaparecer para siempre. No obstante, no está de más conocer más opciones para dejarte la cartera en casa.

Hace 20 años a nadie se le habría pasado por la cabeza la posibilidad de pagar con un teléfono móvil. La ropa y los objetos inteligentes han ido ocupando posiciones en la vida de las personas y ahora son la nueva alternativa a las tarjetas de crédito. Ir a restaurante y a la hora de pagar no tener que abrir el bolso ya es posible.

Alternativas para pagar sin dinero en efectivo

Es probable que te preguntes si esto de pagar sin dinero es realmente seguro. Sacar una pulsera y que te cobren, acercar una tarjeta a un datafono y que te cobren, transferir dinero a un número de teléfono y que te cobren… Todo esto ya es posible y en nada vendrán otras alternativas a las tarjetas de crédito para pagar. Veamos alguna de ellas.

Wearables

Las pulseras y relojes de actividad tuvieron su momento álgido para medir y controlar la actividad física del usuario. Con el paso del tiempo, se convertirán en una alternativa a las tarjetas de crédito y el cliente solo tendrá que sacar un brazo para pagar la cuenta. Usarlos para pagar es tan sencillo como acercar el dispositivo al terminal donde se cobra.

Estos wearables funcionan de un modo muy similar al contactless, pero más cómodo. Aunque parezca la alternativa a la tarjeta de crédito ideal, el hecho de que se haga un hueco está costando algo más. Esto se debe, en gran parte, a que todavía están muy centradas en el fitness y en la salud. Afianzar el pago con la pulsera de actividad será solo cuestión de tiempo, eso sí, baratas no son y, quizás, necesites un préstamo rápido para una.

2. Bizum

Tener Bizum significa mandar y recibir dinero en solo un instante. Aunque no es una alternativa a la tarjeta de crédito tal cual, sí ha sido una revolución a la hora de saldar deudas entre amigos. Rápido, sencillo e instantáneo. Quienes lo prueban una vez descubren el nuevo modo de hacer cuentas entre círculos cercanos o no tan cercanos.

 

Esta opción funciona mediante la app de tu entidad bancaria, así que es lo primero que debes tener controlado. Una vez dentro, busca la opción Bizum y empieza a transferir cantidades. Es imprescindible que tengas en la agenda del teléfono aquella persona a la que quieres enviarle dinero porque es el único dato que necesitas de ella.

3. Con el móvil

Lo primero que debes saber es que no todo el mundo puede pagar con el móvil porque se necesita que tenga la tecnología inalámbrica necesaria. Esta es la NFC, del inglés Near Field Communication, y sirve para enviar datos entre distintos dispositivos. Estos tienen que estar cerca el uno del otro y el sistema es como el del contacless de las tarjetas, que basta acercarlas al datafono para pagar.

El establecimiento al que acudas también necesita tener disponible esta tecnología y, además, debes tener configurada la aplicación de pagos necesaria, ya sea de tu banco, del Apple Pay o del Google Pay. Por lo general, un teléfono de gama media ya lleva incorporada la NFC, así que pensabas comprarte uno, quizá sea el momento de modernizarse.

4. PayPal

Esta es la plataforma de pago por excelencia para las compras online. Aun así, no podía faltar en este ranking de alternativas para pagar sin tarjeta de crédito. Este sistema de pago consiste en asociar tu cuenta bancaria con una cuenta de PayPal para operar sin dar datos.

A la hora de pagar por una compra online, hay que iniciar la sesión en PayPal, es decir, meter contraseña y correo, y después seleccionar la cuenta con la que pagar. También te permite recibir dinero como si de una transferencia se tratase y te evita tener que estar metiendo constantemente tus datos personales.

5. Pagos biométricos

Consiste en autentificar al titular de una cuenta bancaria con tarjeta de crédito mediante un sefie y la huella dactilar de su dedo previamente escaneada. Según anunciaba Mastercard en una nota de prensa, su app Identity Check erradicaba por completo la necesidad de usar contraseñas. Su proyecto piloto se inició en Canadá, EE. UU. y en los Países Bajos, para extenderse luego a mercados europeos.

Por biometría se entiende al análisis de datos de carácter biológico. Para ello se necesita una tecnología que sea capaz de particularizar cada cuerpo humano. Poco a poco, se está incorporado a los TVP, es decir, puntos de venta, con lo que su relación con las compras es indiscutible.

Para que el pago biométrico sea una alternativa a la tarjeta de crédito se necesita: un lector que escaneé y un software que digitalice. El lector será el que recopile los datos para que después el software establezca similitudes. Antes de pagar con este método, debes asociar tu huella dactilar a la cuenta corriente.

Los códigos QR también son una buena alternativa a las tarjetas de crédito, pero nos ocuparemos de ellos en un post completo. Mientras tanto, puedes empezar a probar algunos de los mencionados si es que no los conocías ya. Para los pagos biométricos, que parecen salidos de una película de ciencia ficción, quizá necesites esperar un poco menos.