Cashback, adiós a los cajeros

28.04.2021

Cashback

Si has estado en el extranjero quizá te suene el concepto cashback, ya que es una práctica bastante utilizada en ciertos países. En España, todavía es minoritaria y muy pocas entidades bancarias se han apuntado a la práctica del cashback, pero ¿en qué consiste exactamente?

Muchos bancos utilizan el término referido a la devolución que se hace de cierto importe al usar tarjetas de crédito en compras. Esto es muy habitual con la tarjeta American Express, pero este post no se refiere a este tipo de “cortesías” por parte de los bancos.

Qué es el cashback

El término cashback significa literalmente “dinero de vuelta”. Si te estás preguntando cómo te vuelve el dinero, sigue leyendo. Este es un método por el cual un cliente va a comprar a un establecimiento (gasolinera, supermercado, pequeño comercio…) y al pagar con su tarjeta de débito se le cobra más y se le da ese dinero en efectivo.

Por ejemplo: haces una compra en el supermercado de 30 euros y le dices al cajero que te cobre 50 euros. Esos 20 euros que te está cobrando de más, te los da en efectivo como si de un cajero automático se tratase. No se pagan comisiones, el supermercado no gana nada y el banco tampoco.

¿Cuántas veces has ido de compras, te has quedado sin efectivo y lo has necesitado imperiosamente sin ningún cajero a la vista? El cashback es la solución a estos problemas; ahora solo falta que en España tome la fuerza que tiene en otros países como Reino Unido.

La alternativa del cashback

Ventajas del cashback

El cliente puede disponer de dinero efectivo en aquellos lugares donde no hay entidades bancarias o cajeros automáticos. De este modo, se evita el desplazamiento o la búsqueda desesperada del cajero en sitios alejados. Lo mejor es que no hay comisiones mientras que en bancos que no son los nuestros sí. Resumiendo:

1. No hay comisiones.

2. Puedes disponer de efectivo sin necesidad de cajeros.

3. El dinero te lo dan en metálico y aparece cargado en la cuenta corriente.

La primera vez que se utilizó el cashback, según apunta la web de ING, fue en los supermercados estadounidenses Tesco. El objetivo no era otro que quitarse de las cajas dinero en efectivo con la consecuente comodidad del cliente a quien se le ahorraba acudir a un cajero.

Bancos que ofrecen cashback

Para que el cashback sea en España una costumbre arraigada, todavía queda mucho por esperar, sobre todo porque los bancos no se suman a esta modalidad de sacar dinero. Solo ING ofrece la posibilidad a sus clientes de pedirle dinero al cajero de la gasolinera (si es que el establecimiento lo tiene así acordado con la entidad).

Los clientes de ING tienen que descargarse la aplicación Twyp Cash y así podrán prescindir del cajero automático para siempre. La oferta de establecimientos todavía no es muy amplia, pero entre ellos se encuentran el supermercado DIA o las gasolineras Shell y Galp.

Si tu problema no es de dónde sacar el dinero si no cómo conseguirlo, recuerda que puedes pedir préstamos rápidos con Wandoo. El primero solo será hasta 230 euros (esta cantidad puede variar) y los demás, hasta 850 euros. No tener dinero ya no es una excusa para nada.