Patinetes eléctricos ¡con caso, por favor!

12.10.2021

Patinete eléctrico

Los patinetes eléctricos están de moda. Grandes y pequeños (cuidado que hay límite de edad) circulan por las calles con este nuevo medio de trasporte que cada vez gana más adeptos. Comodidad, rapidez, vaguería, postureo… sean cual sean las razones para conducir uno, la realidad es que allá donde vayas te encontrarás con alguno.

Los hay de precios muy variados, unos aptos para todos los bolsillos y otros para algún que otro privilegiado que se lo pueda y quiera comprar. Si tú ansias uno de ellos y en estos momentos no te da la vida de la de gastos que tienes, puedes pedir un préstamo para recorrer la ciudad en un patinete eléctrico.

Normativa para conducir un patinete eléctrico

Tal y como indica RACE, el uso del patinete eléctrico está regulado mediante el Real Decreto 970/2021 en la Normativa de los Vehículos con Movilidad Personal. Esta normativa entró en vigor el pasado 1 de enero de 2021 y estable que con un patinete eléctrico:

1. La velocidad permitida está entre los 6-25 km/h.

2. Está prohibido circular en aceras travesías, autopistas, túneles, autovías, zonas peatonales o vías interurbanas.

3. El uso de casco, matriculación o edad mínima para su uso no es obligatorio.

4. No es obligatorio un seguro de responsabilidad civil, aunque algún ayuntamiento lo exige.

5. Tendrán un certificado de circulación disponible en un código QR que acredite cumplir con los requisitos mínimos, pero la DGT no ha publicado nada sobre las características técnicas. Cuando lo haga, deberán pasar 24 meses para que sea obligatorio.

Obligatoriedad del casco

Como la Organización de Consumidores y Usuarios ve cercana una nueva normativa, pretende que se incluya la obligatoriedad del casco para la calzada (no cuando se conduce por el campo o se transita en el carril bici). Las 4 razones por las que lo considera importante son:

1. Mayor velocidad.

2. Más inestabilidad.

3. Menos visibilidad, sobre todo por las noches.

4. Falta de protección del patinete eléctrico.

En cuanto al seguro, también considera que las aseguradoras del hogar deberían incluirlo en la póliza, aunque implique una prima. No obstante, también es partidaria de contratar una póliza con responsabilidad civil ilimitada para la víctima y el máximo en caso de siniestro (600.000 euros).

Patinete para moverse

Consejos para comprar un patinete eléctrico

Aunque te puedan las ganas de comprarte ya tu patine eléctrico, es conveniente que no hagas una compra impulsiva. Antes piensa y sigue estos consejos para que tu nuevo medio de trasporte sea un éxito:

1. Las ruedas duras no se pinchan, pero absorben peor las irregularidades del suelo. Piensa por dónde conducirás con más frecuencia.

2. Como hay límite de velocidad establecido en 24 km/h, la potencia no es un requisito que deba asombrarte, ya que no deberías acelerar más de lo permitido. Eso sí, que no sea inferior a 250 vatios para que puedas subir cuestas o acelerar en semáforos.

3. Es más ligero y seguro el freno de disco. El freno de tambor tampoco está mal y siempre prioriza antes que un freno de rueda o electrónico.

4. Garantiza que tenga una autonomía de 12 km, aunque habrá modelos con hasta 35 km.

5. La batería extraíble hace que puedas cargarla en cualquier sitio y disuade al robo.

6. El sistema antirrobo más usado es el que bloquea las ruedas mediante una llave u otro método. También están bien los que se vincular al móvil mediante una aplicación que registra aquellos movimientos no autorizados.

Cuando te pongas a mirar patinetes verás precios de todo tipo y suele oscilar entre los 250 y los 675 euros. Que sea más caro no significa que sea mejor (atento siempre a los consejos dados en el apartado anterior).

Según la OCU, se puede comprar un patinete eléctrico bueno por algo menos de 300 euros y que su equipamiento sea más que apto para ponerte a recorrer las calles de tu ciudad. Ejemplo de ello es el patinete Cecotec Bongo Serie A que pesa 13 kg, tiene 200 minutos de carga, batería extraíble y una autonomía de 13 km.

Con toda esta información leída y la normativa en tu conocimiento, ya estás listo para adquirir ese patinete eléctrico que cambiará la manera en la que trasladas de un sitio a otro. Si tus recorridos van a ser más largos de lo que pensabas en un principio, quizá también pueda interesarte el coche eléctrico.