Préstamos personales online: la alternativa al banco tradicional

19.11.2020

Préstamos personales onlineNecesitas un préstamo personal y te resistes a pedirlo. No haces más que dar vueltas a tu situación, pero, o te suben el sueldo mañana mismo o te verás abocado a visitar tu entidad bancaria. ¿Cumplirás los requisitos cada vez más exigentes de los bancos? Tranquilo. Hay más opciones: los préstamos mediante financieras online.

Empecemos por el principio. Un préstamo personal es la manera en la que una entidad te adelanta dinero con la condición indispensable de su devolución. El prestatario (quien pide) firma un contrato con el prestamista que refleja las condiciones del préstamo personal, así como los intereses o gastos de gestión. Porque, amigo, en todo préstamo hay intereses.

Es probable que veas los préstamos personales enmascarados en distintos nombres: para tus vacaciones, para el coche, para casarse…, pero todo es lo mismo. Los préstamos personales son pequeñas cantidades de dinero y no se deducen por la vía fiscal.

Cómo pedir un préstamo personal en un banco

Para solicitar un préstamo personal en cualquier banco, es necesario que tengas una cuenta corriente donde se te cobrará el préstamo personal. Si no la tienes ya, deberás abrirte una para, mes a mes, ir devolviendo el dinero solicitado en las cuotas pactadas en el contrato.

En algunos casos, pueden pedirte que contrates un seguro complementario por si no fueras capaz de amortizar los gastos, y el banco no pierda. Si este seguro es completo, cubriría el fallecimiento del prestatario, el desempleo o una situación de incapacidad. Tu préstamo personal debe firmarse para tener validez legal y sus correspondientes responsabilidades judiciales.

Los bancos lo miran todo. La duración de tu préstamo personal (bueno, la del tuyo y todos) nunca debe ser mayor que la de aquello que quieres financiar. Por ejemplo, si quieres un préstamo personal para comprar un coche podrás financiarlo a unos años concretos, pero cada banco tendrá unos límites.

Prestamo online preaprobadoCuando pides un préstamo personal, el banco analizará con lupa si encaja con lo que quieres comprar. Si solicitas 6.000 euros para comprarte un microondas… es probable que no te lo den. Para conseguir el préstamo personal, debes detallar tu necesidad y ellos evalúan si hay correspondencia entre lo que pides y lo que compras. Así, el banco impide un problema de liquidez con su cliente.

La cuota que pagarás mensualmente dependerá de varios factores: cantidad solicitada, interés y plazos. A medida que los plazos son más largos, la cuota será más baja, pero tendrás unos intereses superiores que con plazos más cortos.

Nunca está de más evitar esos préstamos personales que implican comisiones desorbitadas si se cancelan antes de tiempo. No obstante, en las condiciones del préstamo personal tienes todos los detalles y podrás leerlos antes de firmarlo.

Qué se necesita para pedir un préstamo personal

Antes de lanzarte a pedir un préstamo personal, deberás hacer una comparativa de intereses, comisiones varias (cancelación o apertura), cuota mensual, gastos de gestión… La entidad analizará si eres o no capaz de afrontar tus pagos religiosamente mes a mes. ¿Qué va a mirar? El banco examinará tus ingresos, deudas y patrimonios para valorar si tiene garantías.

Si al banco no le convence lo que ve, es probable que te pida un avalista; es decir, una persona que, en caso de no poder hacer frente a la deuda, lo hiciera él. Los requisitos que deberás cumplir sí o sí para optar a un préstamo personal son los siguientes, aunque pueden variar de un banco a otro.

1. Documento nacional de identidad

2. Un presupuesto de aquello que necesite comprar con su préstamo personal.

3. Nóminas o el pago de autónomos si eres trabajador por cuenta propia.

4. Copia de un contrato laboral.

5. Recibos de más prestamos si es que los tuvieras.

6. Contrato de alquiler o escritura de la casa.

7. Facturas de gastos de gas, luz, teléfono…

8. Algún tipo de relación patrimonial antes de solicitar el préstamo personal.

Si hay algo en lo que debes fijarte antes de pedir un préstamo personal es en el tipo de interés. Muchos préstamos tienen intereses bajos, pero implican comisiones elevadas por distintos aspectos: amortizaciones, apertura, cierre… que no hay que perder de vista.

Tener en cuenta el TAE (tasa anual equivalente), es decir el interés más las comisiones, hará que tengas una visión más realista de lo que será tu préstamo personal. Haz números, estudia las opciones y cuando lo tengas claro lánzate a tramitar tu préstamo personal.

Pedir dinero en prestamo online

Otras opciones al préstamo personal

Si crees que los bancos son muy exhaustivos con los requisitos o la cantidad que necesitas no es muy alta, tienes la opción del préstamo online. Hoy en día, existen financieras como Wandoo con las que es posible conseguir pequeñas cantidades de dinero que no superan los 1.000 euros.

Si la cantidad que quieres ronda esta, a lo mejor no necesitas el tradicional préstamo personal bancario. Te recomendamos que leas sus preguntas frecuentes para tengas todo claro antes de empezar.

Los requisitos para recibir dinero con Wandoo son mucho menos estrictos que en el banco. Basta que seas residente en España, tengas una cuenta corriente, un DNI en vigor y, por supuesto, seas mayor de edad.

Además de los pocos requisitos necesarios, el acceso al dinero es muy rápido; por lo general en 48 horas como mucho lo tendrás en tu cuenta corriente. Otra de las ventajas es que no tienes que explicar para qué quieres el dinero. Nadie juzgará si lo que pides se corresponde con lo que quieres comprar.

¿Crees que esta alternativa puede evitar que pidas un préstamo personal en el banco? Solo depende de tus necesidades y, por supuesto, de si la cantidad necesaria entra o no en la condición de micropréstamo.

Wandoo ofrece hasta 850 euros para préstamos personales respetado el anonimato del cliente. En qué vas a emplear el dinero es solo asunto tuyo; solo tienes que preocuparte en devolverlo. Si es tu primera vez con ellos, solo podrás pedir hasta 300 euros.

Esperamos que esta lectura te haya aclaro algunos conceptos básicos a la hora de pedir un préstamo personal. Recuerda que en, la actualidad, hay otras alternativas distintas a los bancos para conseguir dinero si las cantidades son pequeñas. Mientras seas consciente de que el préstamo hay que devolverlo… todo te irá bien.