Los españoles tienen poca confianza en su recuperación económica

28.09.2021

Recuperación Económica de España

El Foro Económico Mundial e Ipsos han llevado a cabo un estudio con 29 países para ver cuál era su percepción sobre la recuperación económica de sus respectivos países. Basándose en datos mundiales, el 39% opina que su economía tardará más de 3 años en salir adelante y el 35% opina que solo 2 años.

A nivel mundial, los más optimistas son menos, ya que solo un 19% de la población cree que solo será necesario 1 año para que se produzca la recuperación económica. Por su parte, el 7% despunta en esto de la positividad y cree que su país está recuperado por completo.

Del pesimismo a la recuperación

Los españoles son, sin duda alguna, quienes ven más negatividad en todo esto. La falta de dinero, el desempleo, la enfermedad o la mortalidad son alguna de las razones que lleva a un 47% a desesperarse y a recurrir a los préstamos a plazos. Este porcentaje cree que hasta dentro de 3 años no se podrá respirar un clima de tranquilidad económica.

El 36% se muestra algo más esperanzador al creer que en 2 años la economía volverá a su bonanza. Los partidarios de que un año estará todo controlado son el 15%, mientras que el 2% opina ya estar completamente recuperado de la pandemia. Todos estos datos reflejan que España es, detrás de Rumania, el país más pesimista.

A los españoles les puede el pesimismo. Un 47% de los españoles piensa que hasta dentro de 3 años, España no empezará a ver la luz en cuanto a recuperación económica se refiere. Delante de ellos, en cuanto a negatividad, solo se encuentran los rumanos, según se desprende del informe.

Recuperación económica tras Covid

Aunque un 84% de los españoles considera que los negocios que están por venir serán el motor de recuperación económica, solo un 58% confía, actualmente, en los pequeños comerciantes para salvar al país. Los daños colaterales del confinamiento, estados de alarma y restricciones han calado hondo entre los ciudadanos.

Un impacto a nivel mundial

Las consecuencias económicas del coronavirus durante más de un año son innegables para todos los países. A lo ancho y largo del planeta, la deuda gubernamental ha ido subiendo como la espuma a la par que los emprendedores con negocios tenían que reinventarse para no caer en la ruina.

El consumo se ha convertido en digital y demanda nuevas exigencias en todo el planeta que ha visto cambiar sus necesidades sin la posibilidad de elegir si quería hacerlo. Estas hay que tenerlas en cuenta con el objetivo de salir de la crisis e iniciar la recuperación económica lo antes posible.

Un halo de esperanza

La vacunación masiva ha sido la luz al final del túnel. La tan ansiada inmunidad de rebaño está más cerca y eso da un margen a la esperanza que trae consigo la recuperación económica de todos los países. En quién confiar para esta ardua tarea es ya harina de otro costal.

A nivel mundial, cuando se preguntó a los encuestados sobre cuáles serían para ellos acontecimientos que indicaran recuperación, un 79% dijo que la vuelta al trabajo o encontrar empleo si se había perdido. El 78% considera la apertura de todos los negocios como algo clave, y el 72% la activación del turismo.

En el caso concreto de España, los entrevistados dicen en un 84% de las veces que la apertura de negocios nuevos es vital para que todo vaya mejor. Luego, consideran que empleabilidad (83%) y del aumento del turismo (77%) ocupan las siguientes posiciones para ir saliendo de la crisis.