Patrimonio e inflación, 2 enemigos en pie de guerra

16.11.2021

Si tienes dinero invertido, este post te interesa porque la inflación está teniendo un fuerte impacto en el patrimonio. Saber cómo protegerlo en estos tiempos en lo que todo sube empieza a parecer una misión imposible. La OCU advierte de sus peligros desde su revista mensual y Wandoo te lo recuerda hoy.

Durante 7 meses seguidos, la inflación sigue subiendo en España y cada vez son menos las economías domésticas que se escapan a sus consecuencias. Muchas familias se ven obligadas a recurrir a los créditos rápidos como terapia de choque a los bruscos aumentos de precios.

Tal y como se refleja en el INE (Instituto Nacional de Estadística), el IPC (índice de precios al consumo) se sitúa en un 4%. Esto supone un aumento de 7 décimas con respecto al año pasado, tomando como referencia septiembre de 2020 y de 2021. Este ascenso es el más alto desde hace 7 años.

Consejos para mantenerse a salvo

Es ahora cuando se notan los efectos del fatídico parón económico de 2020, especialmente en el precio de la electricidad y el alto coste de las materias primas debido al desabastecimiento. Ahora, los ahorros de muchas personas empiezan a verse afectados y la Organización de Consumidores recomienda qué hacer.

1. Mover el dinero efectivo

El dinero en efectivo quieto no renta. Cuanto mayor es la inflación, más valor pierde ese dinero depositado en cuentas corrientes, ya sean de ahorro o de imposiciones a plazo fijo. Lo recomendable es solo tener parado el dinero que vaya a usarse y alguna reserva pequeña por si acaso.

2. Inmuebles contra la inflación

Ya sean casas en la ciudad o en el campo, los inmuebles son una medida poderosa contra la inflación porque generan rentas de alquiler. Estas se actualizan cada año al igual que hace el IPC. En el campo, por su parte, sucede lo mismo con las cosechas.

3. Comprar acciones

Tener acciones o es una buena manera de mantener el dinero a salvo. No sirve cualquier compañía y tienes que asesorarte bien. Hay que tener en cuenta, como bien dice la organización de consumidores, el desfase hasta que se interprete el alcance de dicha inflación. Tampoco vale cualquier empresa, ya que no todas son capaces de aguantar la subida de costes que repercuten en los clientes.

4. Metales preciosos

Invertir en plata es mejor opción que invertir en oro porque este no origina rentas de ningún tipo. El interés del oro es puramente defensivo, es decir, que pueda experimentar una subida de precio por una crisis o una subida desmesurada de precios.

A la plata, por su parte, el incremento de precios le afectan como materia prima y como activo. Por eso, puede notar un alza más acusada que el oro. Su demanda es cada vez más creciente como materia prima.

5.Cuidado con bonos y obligaciones

Si la inflación perdurase muchos años, tener el dinero invertido en bonos y obligaciones no sería la mejor alternativa. Estos devuelven la cantidad establecida a fecha de vencimiento y ofrecen un cupón estable. Si la inflación fuera de repente positiva, perderían valor.